Hormigón impreso Aranda de Duero

Hormigón impreso Aranda de Duero

¿Consejos para poner hormigón impreso en Aranda de Duero?

El hormigón impreso en Aranda de Duero no es una técnica tan sencilla como parece a primera vista. Este tipo de acabados son bastante agradables a la vista y ofrecen una originalidad de muy bajo coste para lo que realmente costaría aplicar materiales nobles sobre las superficies.

Se ha convertido en un producto versátil y muy utilizado en diferentes zonas de España. Su popularidad es más temprana que la del hormigón pavimentado. Hace diez años que empezó a implementarse.

El hormigón impreso en Aranda de Duero es una técnica de hormigón pavimentado que se aplica concretamente en casas o cualquier zona residencial donde el cliente quiera aplicar un acabado elegante.

Sus propiedades antideslizantes permiten aplicar este acabado sin riesgo de accidentes. Por eso es más que recomendable en la aplicación de piscinas para que los más pequeños o los más mayores no acaben resbalándose

Su aplicación se puede hacer tanto a nivel del suelo de manera horizontal como de manera vertical en paredes. Y en cualquier tipo de superficie ya sea grande o pequeña.

Aconsejamos que primero preparemos nuestro terreno para conseguir que los trabajadores y trabajadoras que apliquen esta técnica puedan trabajarla sin grandes inconvenientes.

Por otro lado, la superficie de apoyo será uno de los factores más importantes a tener en cuenta y, por tanto deberemos darle mucha importancia porque afectará al comportamiento y la durabilidad del hormigón impreso aplicado en la fachada, pared o techo.

En consecuencia el terreno debe ser nivelado y compactado, firme para echar una buena solera y también con un adecuado grado de humedad cuando decidimos colocar el hormigón.

La importancia de los materiales

Debemos tener en cuenta también los materiales, puesto que se trata de una técnica que debe ofrecer un producto resistente y persistente.

El hormigón utilizado comúnmente para las soleras es el HA-200/P20/l.

Para armar el hormigón que aplicaremos es recomendable primero de todo contar con al menos 250 gramos de fibra de polipropileno por cada metro cúbico de hormigón.

Por otro lado, la pigmentación es también un tema muy relevante, puesto que deberemos tratar con la incorporación de hasta seis kilos de color endurecedor.

No olvidemos nunca el uso de las resinas de acabado que darán un mejor resultado a nuestra obra. Ya que gracias a esta podremos aplicar una capa fina y duradera que también tape los poros y refuerce el endurecimiento.

Además, la resina permite que el acabado sea impermeable, algo que nos interesa muchísimo como anteriormente hemos comentado para evitar ciertos accidentes y caídas domésticas.

Os detallamos a continuación los materiales a tener en cuenta para la aplicación del pavimentado Brunete con precios orientativos:

  • Hormigón HA-175/P20/l grosor 10cm, 5.00€/m2
  • Hormigón Ha-175/P20/l grosor 15cm, 7.50€/m2
  • Hormigón HA-200/P20/l grosor 10cm, 5.40€/m2
  • Hormigón HA-200/P20/l grosor 15cm, 8.10€/m2
  • Hormigón HA-200/P20/l grosor 15cm, 8.10€/m2
  • Mallazo 4x20x30, 0.80€/m2
  • Mallazo 5x20x30, 1.00€/m2
  • Color (5 kilos/m2) y desmoldeante, 1.20€/m2
  • Color (3 kilos/m2) y desmoldeante, 0.50€/m2
  • Fibra de polipropileno (250g/m2), 0.20€/m2
  • Tapa poros-resina al base de agua, 0.40€/m2
  • Resina de acabado al base de disolvente, 0.80€/m2
  • Film polietileno (plástico) galga 400/0.10, 0.40€/m2

Coste para aplicar hormigón impreso

En comparación a los precios que se marcan en la aplicación de hormigón pavimentado, el hormigón impreso de tipo Hormistamp se puede encontrar por valores algo más caros.

Tenemos entonces un precio que suele oscilar entre los dieciocho y cincuenta euros por metro cuadrado. Esto son diez euros más de los que se suele esperar de una aplicación de hormigón impreso estándar.

Si os habéis fijado hablamos del precio por metro cuadrado, puesto que esta es la forma que tienen las empresas de calcular sus presupuestos y además ese precio suele incluir todos los materiales que comentamos en el apartado anterior. Sin embargo, si estáis buscando pavimentar alguna fachada con bastantes metros de longitud no os alarméis.

Existen ofertas y precios por lo general bastante asequibles cuando se trata de una aplicación a gran escala. Sería como un precio que se ofrece a aquellas construcciones que van al por mayor como por ejemplo en fachadas donde tenemos varios metros de superficie o lugares peatonales que precisan de varios metros de adoquines u otros elementos pavimentados.

Sin embargo, debemos tener cuidado con precios demasiado bajos, algunos profesionales ofrecen sus acabados a un precio de risa. Primero cuando vemos el producto nos impactamos porque no nos podemos creer que a un precio así nuestro suelo o pared brillen tan bien.

Pero en un año podemos empezar a ver las consecuencias de haber pagado por un producto más bien mediocre que a primera vista nos parecía que era la caña.

Lo que suele ocurrir es que el hormigón comienza a desprenderse y eso ocasiona una serie de agrietamientos y desestabilización en la estructura que lo convierten en algo bastante peligroso.

Como diríamos en España, lo barato sale caro.

Aplicación del hormigón impreso

Para aplicar el hormigón impreso en condiciones se utilizan los siguientes pasos. Estos por lo general los suelen emplear las empresas pero si estás dispuesto a hacerlo tú también por tu cuenta te mostramos los pasos orientativos que se siguen durante la aplicación del hormigón impreso para cualquier tipo de superficie.

Boceto y color

Lo primero que debemos tener en cuenta es un planteamiento de nuestro proyecto. Necesitamos saber qué queremos hacer y, por tanto un boceto y posterior elección del color acabado serán ideales para empezar con esta técnica.

Limpiar la superficie

En segundo lugar deberemos limpiar la superficie para después marcar sobre el terreno el trazado que habíamos planteado en el boceto.

Compactación del terreno

Es importante pisar y compactar el terreno sobre el que se va a trabajar.

Colocar un plástico sobre el terreno

Para evitar la transpiración del suelo deberás aplicar un plástico transparente que permita evitar la transpiración del suelo.

Preparar el hormigón

Las dosis para la preparación del hormigón son las siguientes. Una parte de cemento, tres partes de arena, cuatro de grava y media de agua.

Verter el hormigón, extendiéndolo y alisando su superficie

No cabe duda de que deberemos verter nuestro hormigón fresco sobre la superficie y extenderlo, reglearlo y alisarlo mediante una paleta metálica.

Pasos finales

Seguidamente deberemos añadir los pigmentos que darán el color que estamos buscando a la superficie. Una vez los dejemos actuar durante sus dos horas deberemos alisar la superficie y por último aplicar los moldes ya diseñados sobre el hormigón.

Se deja secar durante unas 34 horas y finalmente se aplican los corte para dilatación con una radial y el desmoldante con una hidro limpiadora. Al final se aplican la resina tapa poros y la base disolvente.